Search our website Find job opportunies at THI and St. Luke's Find a doctor location and contact information
Women's Heart & Vascular Health
Center for Women's Heart and Vascular Health
  Back to previous page

 
Straight Talk from Dr. Stephanie: Agosto de 2016
¿Me conviene el tratamiento hormonal restitutivo?
¿Qué debemos hacer las mujeres al respecto?

Dr. Stephanie Coulter
Dra. Stephanie Coulter

El tratamiento hormonal restitutivo se empleaba para el tratamiento de los síntomas de la menopausia y para proteger la salud a largo plazo hasta que en estudios clínicos extensos se demostró que conllevaba más riesgos de salud que beneficios, especialmente en las mujeres posmenopáusicas.

Aunque este tratamiento ya no se recomienda para prevenir enfermedades, como las enfermedades del corazón o el deterioro de la memoria, la revisión adicional de estudios clínicos y nuevas pruebas demuestran que podría ser conveniente para ciertas mujeres, dependiendo de sus factores de riesgo.

¿Cuál es el mecanismo de acción del tratamiento hormonal restitutivo?

Este tratamiento repone las hormonas que el organismo ya no produce con medicamentos que las imitan. Estos medicamentos se conocen como "tratamiento hormonal sustitutivo" porque contienen las hormonas femeninas estrógeno y progesterona.

Tipos de tratamiento hormonal restitutivo

Tratamiento a base de estrógeno: Este tipo de tratamiento hormonal restitutivo es para mujeres que se han sometido a histerectomía (extirpación del útero). El estrógeno viene en diferentes presentaciones.

  1. Estrógeno sistémico (pastilla, parche cutáneo, gel, crema o aerosol). Es el tratamiento más eficaz para aliviar los sudores nocturnos y los sofocos de la menopausia. Además, disminuye los síntomas vaginales de la menopausia, como la sequedad, las molestias durante las relaciones sexuales y la picazón.

  2. Preparados vaginales de estrógeno en dosis bajas (crema, comprimido o anillo). Estos preparados se emplean para el tratamiento de los síntomas vaginales y de algunos síntomas urinarios, al tiempo que con ellos se reduce al mínimo la absorción de estrógeno en el organismo. Los estrógenos vaginales en dosis bajas no sirven para el tratamiento de los sofocos ni de los sudores nocturnos, ni protegen contra la osteoporosis.

Tratamiento combinado con estrógeno, progesterona y progestágeno

Este tipo de tratamiento es una combinación de estrógeno y progestágeno (una forma sintética de progesterona) para las mujeres que aún tienen el útero. En este caso, el estrógeno se receta junto con el progestágeno para prevenir el crecimiento del revestimiento interno del útero, con el fin de reducir el riesgo de cáncer de útero, que se eleva al tomar estrógeno solo.

¿Por qué hay tanto debate acerca del tratamiento hormonal restitutivo?

El principal debate acerca de este tratamiento es si los riesgos superan los beneficios. En años recientes, varios estudios han demostrado que las mujeres que toman este tratamiento corren más riesgo de sufrir cáncer de seno, enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares y formación de coágulos sanguíneos.

Estudio de la "Iniciativa en Favor de la Salud de la Mujer"

Hace más de una década, la "Iniciativa en Favor de la Salud de la Mujer" (Women’s Health Initiative) realizó el estudio clínico más extenso sobre el tratamiento hormonal, en el cual participaron 27 347 mujeres posmenopáusicas (edad promedio: 64 años). En este estudio se descubrió que las mujeres que tomaron el tratamiento combinado (estrógeno, progesterona y progestágeno) corrían más riesgo de sufrir enfermedad coronaria, accidentes cerebrovasculares, tromboembolismo venoso (formación de coágulos de sangre) y cáncer de seno, mientras que las que tomaron solo estrógeno presentaron únicamente aumento del riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares. En este estudio, los riesgos totales del tratamiento a largo plazo superaban los beneficios.

Estudio ELITE (comparación de las intervenciones temprana y tardía con estradiol)

En este estudio bien diseñado, que contaba con un grupo de control tratado con placebo, participaron más de 600 mujeres posmenopáusicas que no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular. Algunas de ellas todavía tenían el útero, mientras que otras se habían sometido a una histerectomía. Las mujeres se asignaron a dos grupos principales según el tiempo que había transcurrido desde que el comienzo de la menopausia.

GRUPO 1: Grupo de intervención temprana, en el que habían pasado menos de 6 años del comienzo de la menopausia (edad promedio: 55 años)

GRUPO 2: Grupo de intervención tardía, en el que habían pasado más de 10 años del comienzo de la menopausia (edad promedio: 65 años)

Todas las mujeres recibieron tratamiento hormonal restitutivo durante unos 5 años, pero las que tenían útero recibieron tratamiento con pastillas de estrógeno por vía oral y con gel de progesterona por vía vaginal, mientras que las que no tenían útero recibieron tratamiento solamente con pastillas de estrógeno por vía oral.

Para medir la respuesta a estos dos tratamientos, los investigadores observaron el crecimiento de la placa ateroesclerótica midiendo los cambios de grosor de la capa interna de la arteria carótida (que pasa por el cuello). La prueba se realizó mediante ecografía cada seis meses.

Los resultados demostraron que el crecimiento de la placa era más lento en las mujeres que recibían tratamiento con estrógeno si comenzaban a recibir el tratamiento hormonal restitutivo en los 6 años siguientes al comienzo de la menopausia, pero no si esperaban hasta 10 años después de dicho comienzo.

Los resultados de este estudio parecen indicar que los efectos beneficiosos del estrógeno en el retardo del crecimiento de la placa (el cual puede causar endurecimiento y estrechez de las arterias, que se conoce como ateroesclerosis) depende del momento de inicio del tratamiento.

Por lo tanto, el beneficio se limita solo a las mujeres que comienzan el tratamiento unos pocos años después del inicio de la menopausia. Eso significa que, según este estudio, en las mujeres que iniciaron la menopausia hace 10 años este tratamiento llega demasiado tarde.

¿Quién debe contemplar la posibilidad de recibir tratamiento hormonal restitutivo?

A pesar de los riesgos que el estrógeno conlleva para la salud, sigue siendo el tratamiento más eficaz para los síntomas de la menopausia.

En una declaración conjunta, la Sociedad Norteamericana de la Menopausia (North American Menopause Society), la Sociedad Estadounidense de Medicina de la Reproducción (American Society for Reproductive Medicine) y la Sociedad Endocrina (Endocrine Society) han dicho: "El tratamiento es una opción aceptable para las mujeres relativamente jóvenes (las que tienen hasta 59 años o iniciaron la menopausia hace menos de 10 años) y sanas que presentan síntomas moderados o intensos de la menopausia. La personalización es esencial en la decisión de utilizar el tratamiento hormonal. Se deben tener en cuenta las pioridades de la mujer en cuanto a su calidad de vida, así como sus factores personales de riesgo, como edad, tiempo transcurrido desde el comienzo de la menopausia, y riesgo de formación de coágulos de sangre y de sufrir enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares y cáncer de seno."

Los beneficios del tratamiento hormonal restitutivo en cuanto al alivio de los síntomas de la menopausia podrían superar los riesgos si usted tiene menos de 59 años y se encuentra en por lo menos una de las siguientes circunstancias:

  • Sufre de sofocos moderados o intensos o de otros síntomas conocidos de la menopausia.

  • Dejó de tener la menstruación antes de los 40 años ("menopausia precoz" o "menopausia prematura").
  • Le extirparon los ovarios.

  • Le diagnosticaron menopausia precoz o prematura y no recibió tratamiento con estrógeno sino hasta los 45 años por lo menos. La menopausia que comienza antes de los 40 años se considera precoz. Por lo general, este tipo de menopausia reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer de seno. Si usted tuvo una menopausia precoz, los efectos protectores del tratamiento hormonal restitutivo normalmente superan los riesgos.

  • Ha perdido densidad ósea o no puede tolerar otros tratamientos para la osteoporosis.

¿Quién debe evitar el tratamiento hormonal restitutivo?

  • Las mujeres que tengan o hayan tenido accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón, coágulos de sangre, cáncer de seno, cáncer de endometrio o cáncer de ovario.

  • Las mujeres que fuman actualmente.

  • Las mujeres cuya menopausia comenzó después de los 45 años con síntomas leves o sin ellos. Lo ideal es que usted le pregunte al médico qué puede hacer para reducir el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, osteoporosis y cáncer.

Conclusión

No hay duda de que el tratamiento hormonal restitutivo desempeña un papel importante en el control de los síntomas en las mujeres sanas durante el inicio de la menopausia y los primeros años de esta.

Aunque nuevos datos parecen indicar que el estrógeno puede disminuir el depósito de placa (ateroesclerosis) cuando se toma al comienzo de los años posmenopáusicos, ya no se recomienda habitualmente el uso sistémico del tratamiento hormonal restitutivo para prevenir los síntomas en mujeres en quienes la menopausia comenzó hace 10 años o más.

¡Hasta la próxima!


Dr. Stephanie Coulter signature
Dra. Stephanie Coulter

Agradecemos especialmente a la doctora Karla Campos por su ayuda en la redacción de Straight Talk, la versión original en inglés de "Directo al grano."

Lectura adicional: No pierda de vista el corazón durante la menopausia


----

¿Hay algún tema sobre el cual le gustaría preguntarle a la doctora Stephanie? Envíenos un mensaje de correo electrónico a women@texasheart.org y es posible que su pregunta sea el próximo tema de "Directo al grano."

Estamos salvando corazones y árboles. El boletín Women's Heart Health E-News se envía por correo electrónico (en inglés solamente) y la columna "Directo al grano con la doctora Stephanie" se publica en Internet en español, al igual que su versión original en inglés (Straight Talk from 'Dr. Stephanie’). Sign up using the form on this page.

 
Top  
Like us on Facebook Follow us on Twitter Subscribe to us on YouTube Find Us on Flicikr Follow Us on Pinterest Add us on Google+ Find us on LinkedIn 

Please contact our Webmaster with questions or comments.
Terms of Use and Privacy Policy
© Copyright Texas Heart Institute
All rights reserved.